miércoles, febrero 13, 2013

RED

Con los vestidos rojos me pasa lo mismo que con los zapatos de este color, mantenemos una relación amor-odio...
Me explico, cuando un vestido rojo es bonito resulta espectacular y de lo más favorecedor pero no es difícil caer en lo vulgar con este tono.
Los estilismos de Rihanna suelen ponerme los pelos de punta pero en los Grammy brilló con luz propia.


No os parece espectacular?


Besos: Blair

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails