viernes, noviembre 25, 2011

BLOGGERS POR EL MUNDO: PARÍS (II)


Nueva entrega de "Bloggers por el mundo" y como ya os avancé en la entrada anterior de esta sección, recorreremos de nuevo París.
Gracias a Lola Gea decubrimos maravillosos rincones de la capital francesa y la experiencia de una joven universitaria que hace unos meses comenzó una nueva etapa en París, ciudad en la que permanecerá al menos 3 años para estudiar en La Sorbona(aquí).
En esta ocasión, en "Una española en París 2ª parte",contamos con otra anfitriona de excepción, La Parisina, que tal y como indica el título de su blog, después de 10 años viviendo en La Ciudad de la Luz tiene ya mucho de parisina.
Nuria es, como podéis imaginar, toda una experta en lo que a París se refiere y nos va a acompañar por las calles de París y nos va a desvelar sus direcciones favoritas.
No hace falta decir que para "empaparse de París" no hay más que visitar su blog.

CEDO LA PALABRA A "LA PARISINA":
-cuánto tiempo has estado viviendo en París?

He estado viviendo en París durante diez años y me han pasado a la velocidad de la luz!

-el motivo de tu estancia en París?

Decidí hacer allí mis estudios de postgrado y luego me quedé trabajando.

-qué tal ha resultando tu experiencia? te costó adaptarte a la ciudad?

Yo siempre me moví en ambientes muy internacionales, así que la adaptación fue menos dura. París puede ser una ciudad agresiva, el transporte público te saca de quicio y te das de bruces con la estricta burocracia francesa, pero un atardecer en las Tuileries lo compensa todo.

-qué cualidades destacas de los parisinos?

La seguridad en ellos mismos sin duda. Me gusta también su independencia, su cultura, escuchas a chicos muy jóvenes expresarse en unos términos que sorprenden para su edad. Y no pueden evitar el tener un punto de clase al vestir.

Tienen fama, incluso entre el resto de franceses, de chovinistas y antipáticos. Cuál es tu opinión al respecto?

Bueno, los parisinos los que más. Siempre he notado el orgullo francés en el trato, una cierta distancia que interponen, no sé consciente o inconscientemente. Más que antipáticos son propensos al mal humor, pero en el fondo son mucho más abiertos de lo que aparentan. No tienen problema en empezar una conversación en el autobús aunque no te conozcan.

-París es todo un referente en lo que a moda se refiere, cómo es el estilo de los parisinos?

Yo lo definiría como chic décontracté, casual chic en inglés. La idea es ir impecable pero que no se note que lo has hecho aposta. En general los considero mucho más elegantes que los españoles, no son gente de marcas sino de estilo. Cuando vuelvo a España solo veo marcas andantes!

-Qué concepto tienen de los españoles?

Yo creo que cada vez se sienten más atraídos por España, a lo largo de mis años en París noté que la cultura española se iba poniendo de moda cada vez más.

-qué es lo que más te gusta de vivir en París?

Que sales a la calle y todo es moda: escaparates, librerías, exposiciones, conferencias… Durante la Fashion Week la ciudad entera se moviliza y se respira en el aire un ambiente especial. En París es imposible aburrirse!


-qué es lo que más has echado de menos de España?

Una calidad de vida más apacible, con su clima clemente, su transporte público en condiciones y su aceite de oliva, eso, y un buen embutido español.

-te has sentido acogida por esta ciudad?

Yo siempre me he sentido muy conectada con París, pero también he visto el caso de españoles que la han detestado. Te adaptas si quieres, como en todo.

-te gusta su gastronomía? Qué platos o productos típicos nos recomendarías?

Bueno, son maestros en el confit de canard, en las crepes y como no en los macarons. Pero no soporto que cocinen todo con mantequilla y que le pongan salsa a la ensalada. La lechuga con aceite de oliva, por favor! Y nunca le ponen hielo a los refrescos de cola, siempre hay que pedirlo.

-En que otro punto del mundo te gustaría vivir una temporada?

Yo soy de grandes ciudades, Nueva York no me importaría en absoluto.



RECOMENDACIONES:

- sitios que visitar


Uno de mis puntos favoritos es el Palais-Royal, desprende una magia especial y hay tiendas de visita obligada como el perfumista Serge Lutens (la tienda tiene una escalinata maravillosa), el rey del vintage Didier Ludot, la boutique de Pierre Hardy, la peluquería Tres Confidentiel, muchos antiquarios, cafés y restaurantes con solera. No muy lejos recomiendo el museo de Arts Décoratifs, que siempre tiene exposiciones sobre Moda y posee una librería-tienda más que interesante. Allí mismo esta Le Saut du Loup, restaurante con una terraza muy in. Siguiendo adelante se puede dar un paseo por el jardín de las Tuileries y encontrar al final el Jeu de Paume con exposiciones de fotografía interesantísimas. Al llegar a Concorde uno se encuentra de golpe con el Hotel Crillon y más arriba la imponente iglesia de la Madeleine. Por los alrededores hay tiendas de delicatesen y el mítico Fauchon.

Cambiando radicalmente de barrio, siempre es recomendable perderse por Saint-Germain, dejarse llevar por las laberínticas callejuelas hasta Odéon. El barrio del Marais es de visita obligada también, sobretodo la rue des Rosiers, una de las más antiguas de París, aunque ahora la estén renovando y dándole un aire hype. También me gusta pasear por el Canal de Saint-Martin, entrar en las tiendas de Antoine et Lili, tomarme algo en Chez Prune y curiosear en la librería Artazart, todo en la misma orilla.

Mis museos favoritos de París son el Galliera (con exposiciones de Moda) y el Jacquemard-André, siempre hay buenas exposiciones y la visita permanente es una delicia, por no decir su Salón de té con un fresco original de Tiepolo, mítico pintor italiano del siglo XVIII.

En el distrito trece, lejos del glamour y del turismo, se puede visitar la Cité de la Mode et du Design, un gran complejo dedicado a la Moda y el Diseño, o ver el edificio de la Cinémathèque, obra del arquitecto Frank Gehry, con sus proyecciones y exposiciones.



- restaurantes, bares, cafeterías, heladerías...

Lo que más recomiendo son los bares de hoteles especiales. Indispensable el Hotel Amour, el Hotel Meurice, el clásico Hotel Costes, el Pershing Hall para un coctel tranquilo, el bar Hemingway del Hotel Ritz (copa a 30 euros, pero una vez en la vida…).

Para ver gente guapa, pasarse por Mama Shelter. Por sus vistas (no así por su comida) el Kong. Los cafés populares del Marais son Le Progrés y el Café Charlot. Normalmente antes he pasado a comer algo por el Marché des Enfants Rouges, donde hay variedad de puestecitos y comida de todos los países. Si se quiere un plan snob, el argentino Anahi (contar 50 euros y la posibilidad de toparte con Almodovar y Pe). Siguiendo en el Marais, la pizzería Pink Flamingo es original y divertida.

Cambiando de barrio, si una se quiere sentir Coco Chanel, que haga un brunch en le Train Bleu (dentro de la Gare de Lyon). Si se está paseando en Tuileries, que se tome un chocolate en Angelina’s. También me gusta comer en Le Fumoir, delante del Louvre frente a una bonita plaza. Para picar algo rápido en ambiente cool en Rose Bakery, tiene varias tiendas en toda la ciudad.

Tema macarons, los mejores los de Pierre Hermé o Ladurée (sobre todo su Salón de té en rue Bonaparte).

Clásico entre los clásicos, no hay que dejar de sentarse en el Café de Flore o comer en la cercana brasserie Lipp. Yo me quedé con las ganas de tomarme algo en Ralph’s (macro tienda-restaurante de Ralph Lauren en Saint-Germain) y de visitar el recién inaugurado restaurante de la Opéra Ganier con diseño espectacular.

- sitios para salir por la noche

Para noches rock, La Bellevilloise, el Point Ephémère, la Flèche d’or. Un toque bohemio en Rosa Bonheur (en el parque de Butte-Chaumont). Un buen vinito en el Baron Rouge de Bastilla. Un poco más de glamour en el mítico Scopitone (leo que Stella Mc Cartney dio allí su fiesta post-desfile, yo allí iba de conciertos y lo pasé genial). En el mismo barrio Harry’s NY Bar. En el Cha Cha Club he pasado buenas veladas, aunque más glamouroso sea La Fidelité, donde te puedes cruzar a Karl Lagerfeld.

-tiendas, tiendas vintage, mercadillos

En cuanto a tiendas, mejor darse un largo paseo por el Marais empezando por la rue Vielle du Temple. Marcas parisinas como Iro, Sandro, Maje, Les Petites, Antik Batik, Vanessa Bruno, etc. Más entrados en el Alto Marais el ambiente es aún más hype. Recomiendo la boutique multimarca Shine en rue de Poitou.

¡Ah! Y no os vayaís de París sin visitar Merci, concept store solidario en el 111 del boulevard Beaumarchais. Otro multimarca muy distinto en concepción y filosofía: Le 66, en el nº 66 de los Champs Elysées, avenida comercial donde las haya. También recomiendo un paso l’Éclaireur, aunque los precios son prohibitivos.

Otra calle de compras hype puede ser la rue de Charonne, con sus tiendas de Sessùn, Isabel Marant y varias multimarca. Cruzando por la rue Saint Antoine camino a Bastilla ya veréis precios más asequibles, aunque desciende el nivel de glamour.

En cuanto a librerías, Gagliani, en la rue Rivoli, es muy antigua, preciosa, con muchos libros de arte y moda.

Y no podemos olvidar las tiendas vintage. Mis favoritas:

Mamz'Elle Swing, Frep’Star y Vintage Désir en el Marais.

Goldie Mama en el distrito 20, Chez Mamie en el Norte (73, rue Rochechouart). En el 17 del boulevard Rochechouart la conocida Guerrisol, aunque hay que tener paciencia y no todo se ve limpio y ponible. También esta el mercado de las pulgas en Glingancourt, pero a estas últimas hay que ir si se dispone de mucho tiempo o si ya se ha visitado París o si te alojas por el norte.


Voilà!

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo de sus consejos y vivencias.
Nuria, ha sido un placer tenerte en CHEAP&CHIC.

BESOS

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails